Del fonógrafo al iPod

Se conoce de la existencia de la música desde tiempos antes de Cristo cual es: “(El arte de combinar los sonidos y los silencios, a lo largo de un tiempo, produciendo una secuencia sonora que transmite sensaciones agradables al oído, mediante las cuales se pretende expresar o comunicar un estado del espíritu)”. Estos sonidos eran producidos en un principio mediante la percusión de objetos como piedras, el piso, cueros de animales, o cualquier cosa que sonara placentero al oído.

A través del tiempo se han creado nuevos instrumentos incrementando en número de los estilos musicales. Debido al incremento de estilos musicales, la expansión de estos fue inevitable creando la necesidad de inventar equipos que fuesen capaces de grabar y reproducir música. Esto sucedió ya que no todo el mundo era capaz de crear música.

Estos equipos dieron paso a la innovación de aquellos que ya existían. Thomas Edison fue el creador del primer equipo capaz de grabar y reproducir la voz humana, llamado fonógrafo. Luego se le dio paso al gramófono, que su forma se aprecia en la famosa estatuilla de los premios Grammy. La evolución rápidamente continuaría con tocadiscos, cassettes, CD Players, MP3 player y el más famoso de todos, el iPod.

El tocadiscos

El mismo fonógrafo se conoce como el primer tocadiscos, ideado en 1877 por Thomas Alba Edison. Desde su nacimiento, este equipo pasó por trece años de modificaciones, donde pasó de fonógrafo a gramófono. Luego de varias modificaciones se llegó a conocer como el “tocadiscos”. Este reproductor utilizaba los discos de vinilo y empezó a descender a mediados de los años 80. Los DJ’s aún mantienen este aparato vigente, para las mezclas de sonidos y canciones.

Reproductor de cassettes

Creado por el consorcio electrónico holandés, “Phillips”, este reproductor se lanzó al mercado en 1963. Luego de la creación del cassette, se empezaron a diseñar equipos portátiles que pudiesen reproducir música en cualquier lugar. El más conocido fue el “Walkman” de Sony, lanzado en 1979 y el mini componente, que recibían energía a través de pilas.

Reproductor de CD’s

Los CD’s o compact disc aparecieron a mediados de los 80 y los grandes productores fueron Sony y Phillips. A partir del 90, en pleno apogeo de la era digital, se comenzó a comercializar los lectores laser para los discos en vinilo, que fueron sustituidos por los CD’s por su buena calidad de grabación, tamaño y durabilidad.

Paralelamente a la creación de los CD’s, Sony lanzó en 1992 lo que se conoce como Mini Disk, en un formato doméstico de audio digital de alta calidad, que consistía en un pequeño disco y una máquina capaz de reproducir y grabar sonidos.

Reproductor MP3

Las primeras patentes de este equipo empezaron a surgir en 1987, pero no fue hasta 1995 que se usó por primera vez. El MP3 tiene un formato de audio digital comprimido, donde se puede grabar o introducir información de audio. Gracias al incremento del uso del Internet, este equipo se utilizaba para el intercambio de archivos de audio de manera más accesible.

 

El iPod

En busca de mejorar las funciones del MP3, surgió el iPod, un equipo capaz de reproducir distintos formatos de audio, videos, imágenes y textos. Es el reproductor más famoso y popular de todos los tiempos y es todo un éxito en ventas y uso. Desde su surgimiento en octubre del 2001, gracias a Apple Inc., el Ipod ha ido evolucionando su línea de productos , que incluyen el iPod Classic, iPod Touch, iPod Mini, iPod Nano y el iPod shuffle, todos con aparatos de diferentes generaciones.

 

Musinetwork News

Musinetwork Inc