Los villancicos

¡Saludos estimados lectores!

Aprovechando la época, quisiera hablar un poco acerca del origen y características musicales de los villancicos, los cuales escuchamos con mucha frecuencia durante toda la temporada navideña, así que comencemos por su nacimiento y desarrollo.

El villancico como forma musical, se desarrolló en Europa a lo largo de la segunda mitad del siglo XV, durante el Renacimiento. Se trataba de una evolución de otras formas de canto profano, como las cantigas, el zéjel o las llamadas “canciones”. El origen de su nombre, lo encontramos en su naturaleza popular, ya que en un primer momento eran cantados por los villanos (habitantes de las villas), generalmente campesinos y demás habitantes de los medios rurales. Como ya se ha mencionado, comenzaron siendo formas poéticas que no tenían que ver con lo religioso, estaban directamente influenciadas por composiciones tradicionales de origen Mozárabe, en donde se alternaban estrofas cantadas por un solista con un estribillo a coro.

Hoy en día, la estructura del villancico está formada por dos elementos: el estribillo y las coplas. Aunque no hay una regla estricta para definir el número de versos, estos son por lo general hexasílabos y se repiten una y otra vez a lo largo del villancico. Así como también las coplas, que se dividen en dos mudanzas y una vuelta.

En la parte musical, el villancico se armonizaba a varias voces, haciendo un uso bastante inteligente de la polifonía y el contrapunto, aunque el estilo homofónico y homorrítmico no era inusual. Su compás, generalmente binario, en ocasiones se aproximaba a ritmos ternarios.

Llegada la época colonial, ya en América, el villancico siguió una línea de desarrollo paralela a la de la península, siendo valorado como medio de evangelización, incorporaba el lenguaje y ritmos de las formas  locales, incluyendo con frecuencia palabras  en idiomas indígenas, vocablos africanos o jerga de los dialectos europeos. Figuran los “villancicos de negro”, de los cuales Sor Juana Inés de la Cruz es su principal exponente.

Pero, ¿Cómo llegó a relacionarse esta forma musical tan antigua con la Navidad?, se debió a Adán de San Víctor, monje francés del siglo XII, el cual creó un género mixto que posteriormente favorecería el uso de melodías populares como cantos navideños. Y ya en el siglo XVIII, cuando el villancico se cantaba en celebraciones religiosas, se le fue relegando a las fiestas navideñas, de este modo queda en la memoria popular como un género enfocado totalmente a la fiesta de la Navidad.

Con esta evolución y desaparición de la forma tradicional, se ha llegado a denominar “Villancico”, a un amplio conjunto de composiciones musicales populares de muy diverso origen, época y estilo, siempre y cuando guarden relación con la Navidad.

Dato para músicos:

¿Sabías que existe un Real Christmas Book? Es un compendio de villancicos y canciones con temática navideña, en el cual podemos encontrar su armonización, su melodía y en algunos casos hasta la letra. Ideal para esos conciertos de navidad que vas a dar este mes. Puedes verlo online:

http://noty.bratstvo.org/_%D0%A0%D0%B0%D0%B7%D0%BD%D0%BE%D0%B5/%D0%9A%D0%BE%D0%BB%D1%8F%D0%B4%D0%BA%D0%B8-%D1%80%D0%B0%D0%B7%D0%BD%D1%8B%D0%B5/the-real-christmas-song-book.pdf

 

 

 

 

Por Cristóbal Cortés Ramírez ( Veracruz, México)
Estudiante Becado de Musinetwork School of Music