Venezuela, los escuchamos.

14224caas619x464p

“Esta noche quiero dedicar esta canción a un montón de gente que están en un país a donde no puedo ir, esas son las gentes de Venezuela, yo quiero que le den un aplauso a mi gente de Venezuela”: Alejandro Sanz en concierto, tras haber sido declarado persona “no grata” por el Concejo Municipal de Caracas, que exhortó a las autoridades prohibir la presentación del cantante español el 14 de febrero 2008, por sus reiteradas declaraciones en contra del (ahora) ex presidente venezolano Hugo Chávez.

En Venezuela es recurrente la estigmatización de quienes se oponen al gobierno. El medio informativo elpais.com afirmó que casi la mitad del país tiene a sus hijos en las calles protestando contra un régimen que los reprime. “Si eres amigo de un Venezolano, por favor comparte. (…) Si has conocido alguna vez a un Venezolano, comparte. (…) Si eres humano y quieres ayudar a que se sepa la verdad, por favor comparte.”, dice un video que está circulando por internet buscando ser escuchado.   Las redes sociales están inundadas con mensajes instantáneos de toda una población pidiendo un cambio, pidiendo ser escuchada.  Venezuela, los hemos escuchado, el mundo los escucha. Compartimos su postura, es nuestra también, y defendemos la libertad de expresión como un derecho fundamental, un derecho humano… lo defenderemos siempre, y a nuestra manera.  El mundo lo necesita, y necesita líderes del cambio.

Busquemos nuevos espacios, trabajemos en común para la resolución de problemas, busquemos nuevas herramientas que proporcionen lograr la inclusión social a través de la autogestión del trabajo y alternativas en la educación, donde la educación no formal adquiera otra dimensión, y desde la recuperación de fuentes de trabajo entretejamos lazos con otros sectores, con otros grupos, fomentemos el crecimiento, nuestros propios cambios.

Nosotros trabajamos sobre la música como herramienta de transformación social, porque creemos que es una forma eficaz de abordaje en promoción de adaptarnos activamente a la realidad, generando nuevas posibilidades de cambio.   Creemos en la música como hilo conductor entre el cuerpo y la palabra; creemos en la necesidad de fomentar la música al alcance de todos, para que deje de ser excluyente, y por el contrario, integrador.

¿Puede la música en sí ser un motor de crecimiento y transformar nuestras vidas? Creemos que sí. El arte es la transformación.  Pensamos que es a través del camino del Arte, como generador de cambio, como medio de comunicación. Trabajamos en crear una identidad, en promover el reconocerse a sí mismos como sujetos, y desde ahí las posibilidades del encuentro con otros, de fortalecer sus vínculos, de transformar y transformarse, dando lugar a plantearse un mañana en una sociedad donde no exista la exclusión.

“El arte es una solución. Es el signo de la cultura y la cultura es lo que da consuelo frente a la certeza del caos y a la contundencia del horror que viene ocurriendo desde hace muchísimo tiempo. La cultura es un analgésico, no un anestésico. La cultura es lo que da serenidad frente al desastre.”: Reverté.

Vemos en tantos países la falta de posibilidades que se generan en relación a las desigualdades sociales, en esta sociedad donde cada vez hay mas personas en condición de vulnerabilidad, generadas en parte por el desempleo, la falta de una vivienda digna, la crisis de la educación y la salud.

Los últimos episodios de violencia, censura y desinformación en Venezuela, han reabierto el viejo debate sobre los valores democráticos y el manejo de la información pública por parte del Estado.  Las protestas de los estudiantes simbolizan la pérdida del principal mensaje político en el que Hugo Chávez basó su popularidad: la denuncia del pasado y la promesa de un futuro mejor. Catalina Botero, relatora especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), confirma que en países como Cuba, Venezuela y Ecuador, existen marcos jurídicos incompatibles con el derecho a opinar, a debatir, a informar, a informarse, a disentir de manera independiente y libre, cuestiones que son “absolutamente consustanciales a un sistema democrático”, afirma.

Queridos amigos Venezolanos.  Cada día es una oportunidad nueva para reiniciar, para colocar un tabique más.  Las cosas que hacemos y los vínculos que tejemos, son parte del camino que construimos. Y en ese trabajo diario en relación con los demás, nuestra obra personal adquiere importancia. “La batalla no está perdida, no hace más que empezar, porque el poder del corazón, el poder de la voz y de la palabra, es más fuerte que todas la balas del mundo”: sostuvo el cantautor español aun en concierto. Alejandro Sanz cerró diciendo “Una canción no puede parar un tanque de guerra, pero puede partirle el corazón al guerrero que lo conduce.”  Venezuela, su voz se escucha.  Esta es la nuestra, no están solos.

Musinetwork Inc.
#MusinetworkNews 


Fuentes:
eluniversal.com
psicologiagrupal.cl
noroeste.com.mx
espirituales.mforos.com
elpais.com
libertaddigital.com

Ir a la siguiente nota: Gracias por tanto… y buen viaje, Paco de Lucía.