Hip Hop: la voz de los olvidados (parte 1)

Agresivo, intenso, intimidante y poco convencional son algunos de los calificativos que en más de una ocasión hemos podido escuchar cuando la gente opina del hip hop. Lo que pocas veces se conoce sobre este movimiento artístico es su historia y la importancia que ha adquirido para distintos grupos e individuos alrededor del mundo, incluso en América Latina.

También conocido como rap, el HIP HOP se compone de cuatro elementos: el MC (Master of Ceremonies, ejecutante de rimas rítmicas e improvisador), el DJ o turntablism (creador de la música mediante manipulación de pistas de vinilo), breakdance (baile compuesto por movimientos aeróbicos y rítmicos que combinan bailes aborígenes, artes marciales, gimnasia y funk) y por último, el graffiti (pintura o creación de inscripciones en mobiliarios urbanos).

Se considera como algunas de las principales inspiraciones del  hip hop a los denominados “griots”, poetas y cantantes de alabanzas de África occidental, y al posterior movimiento jazz poetry, expresión que conjunto elementos de la cultura afroamericana con la poesía y que tuvo especial auge en los años 20’s y con la denominada “Generación beat” de los escritores y amantes del jazz Allen Ginsberg, Jack Kerouac, Bob Kaufman, entre otros.

Este movimiento artístico-musical surgió durante los primeros años de la década de los 70’s en los barrios marginales de Nueva York, principalmente en el legendario vecindario del Bronx, donde convivían un gran número de familias afroamericanas, jamaiquinas y puertorriqueñas, de las cuales fueron retomados grandes elementos de sus culturas para la creación de este género.

Fue en las fiestas vecinales denominadas Block Parties (fiestas de la cuadra o manzana habitacional) que se comenzaron a presentar los primeros espectáculos de DJ’s acompañados de MC’s, acoplando rimas rítmicas con mezclas musicales de funk y soul. Asimismo, el hip hop se caracterizó por la exclusión de ritmos de moda,  dado del recelo y molestia que causaba entre la comunidad afroamericana la “europeización” de la música disco.

Posteriormente, los beats de los DJ’s se vieron enriquecidos por las técnicas conocidas por los jamaiquinos del Bronx, que se dedicaban principalmente al género del dub, que sin embargo no fue incluido como beat por no ser un género de gran aceptación en Nueva York.

Desde sus inicios, el hip hop fue foro para la expresión de sentimientos y opiniones de las comunidades afroamericanas y latinas, principalmente los referentes a su exclusión en la cultura norteamericana y la poca o nula importancia de su opinión y participación en ella. De esta manera, estos grupos pudieron expresar a partir de las rimas rítmicas su voz con respecto a su condición política, económica y social. De las misma manera, temas poco apropiados para el público en general como el sexo y las bromas vulgares y escatológicas fueron también tocadas por los MC’s.

Entre los primeros exponentes del género encontramos  a DJ Hollywood, Kurtis Blow, Afrika Bambaataa, Melle Mel, Spoonie Gee, The Sugarhill Gang, entre otros.

El hip hop, tendría una amplia aceptación en la contra cultura norteamericana, por lo cual a finales de los 70’s se llevarían a cabo las primeras grabaciones mientras que en la décadas posterior, se afianzaría su difusión en Estados Unidos, tema que abordaremos más a detalle en la próxima entrega.

Musinetwork News,

Musinetwork Inc